miércoles, 6 de diciembre de 2006

Películas largas

Con el riesgo de pecar de reduccionista, voy a formular una opinión: hoy en día se abusa de la duración de las películas. En otros tiempos un director se pensaba muy mucho cuándo podía hacer una película más larga de lo normal: Griffith en Intolerancia, Kurosawa en Los siete samuráis, David Lean en El doctor Jivago, Stanley Kubrick en Espartaco o Barry Lyndon, obras maestras donde las haya. Ahora, en cuanto un director dispone de un montón de duros, enseguida cae una película de dos horas y media, sobre todo si es histórica. Algún Harry Potter, la segunda parte de Piratas del Caribe, Los Borgia o El perfume –sin ir más lejos- se resienten de un metraje excesivo y habrían ganado si sus respectivos directores se hubieran conformado con ceñirse al viejo patrón de la hora y media.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece, amigo Pocho, que hay que distinguir entre el cine como producción artística y el cine como producto comercial. Los ejemplos que te gustan son de películas "de autor", de un género hoy casi inexistente. Las que te parecen largas (discutiría el caso de El perfume) responden a los intereses de la industria. No podemos aplicar los mismos criterios para apreciar un plato precocinado y lo que sale de los fogones de un chef. ¿Me explico?

Anónimo dijo...

ola pocho

Anónimo dijo...

¿Cómo osais emitir un blog de tal modo redactado que la comprensión de la gente no alcance para comprender su enrevesado significado? ¿No podríais utilizar un lenguaje ligeramente más sencillo?

Saludos de...
...el devorador de hamburguesas

Pocho dijo...

Hola, amigo (y presunto alumno):

Te agradezco el afable comentario, pero no puedo por menos de recordarte que 'hola' se escribe con hache.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Efectivamente, `hola' se escribe con hache. Sin embargo, al escribir en un ordenador, para ahorrar tiempo, a veces suprimimos algunas letras. De igual manera sucede en los teléfonos móviles, donde cada letra o signo hace subir el precio del mensaje.

Espero que este comentario haya sido constructivo para usted. Atentamente,
el devorador de hamburguesas.