viernes, 28 de diciembre de 2007

Soria se adelanta al futuro


Hace algunos años –y por motivos que no vienen al caso- decidí cambiar de compañía telefónica. Dejé de ser usuario de Telefónica para serlo de Retecal, compañía de cable modesta, pero honrada (dentro de lo que cabe, claro). No pasó mucho tiempo hasta que Retecal fue absorbida por Ono, compañía más grande y más fuerte que empezó a obsequiarme con algunas perlas cultivadas. En primer lugar, quitaron el dominio usuarios.retecal.es y todas las cuentas de correo que teníamos bajo este dominio; la carta que nos comunicaba tal pérdida empezaba con la frase siguiente: “Ono, para mejorar el servicio que presta a sus clientes, ha decidido sustituir el dominio usuarios.retecal.es por ono.com…”. Al poco tiempo, el número de teléfono de incidencias pasó de ser gratuito a ser de pago, cosa que nos fue comunicada por Ono con la misma coletilla: “Ono, para mejorar el servicio que presta a sus clientes, ha decidido sustituir el número gratuito al que usted llamaba por otro de pago”. ¿Nos toman por tontos? Por motivos que tampoco vienen al caso, retomé mi romance con Telefónica, romance que relaté a mis anchas en otra entrada de esta bitácora.

La reciente campaña “Soria se adelanta al futuro”, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, me ha recordado ese estilo cínico y patibulario del que alardeaba Ono en sus cartas. Los sorianos vamos a ser los conejillos de indias del apagón analógico televisivo antes que el resto de los españoles; para más inri, nos lo venden como si fuéramos el no va más del progreso.

En mi familia nos van a hacer la pata polvo. Hay en casa dos televisores analógicos del año 89 y del 92, y voy a tener que comprar sendos receptores TDT con la incertidumbre de que mis televisores cavernarios puedan cascar del todo poco después de realizar la obligada inversión y antes de que el plazo se cumpla para el resto de España.

Y encima parece que nos están haciendo un favor.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Pocho:
Me encuentro con la sorpresa de tu comentario en mi blog y te devuelvo la amable misiva por el mismo conducto sin dejar de añadir a tu entrada del blog que tienes más razón que un santo.
Algo sabía, poco, de ti por Ángel; pero no sabía que se te había hecho tan dura la reentrada.
Ya sabes que en la distancia tienes un amigo que no te olvida.
Recibe un fuerte abrazo con mis mejores deseos para este 2008 que llega con tanto progreso.
Besicos docentes.

Carlos

koborron dijo...

Yo tambien fui víctima de estos de Ono y cada vez que formulaba una queja telefonica me tenían un mínimo de 20' en un 902, con muy buenas palabras, pero al final la factura siguiente volvía a venir mal; y asi durante un año. Tambien he sufrido a Teléfonica que me ha facturado servicios que no había contratado como un Bonus Europa-Usa. Experiencias traumáticas que me llevan a afirmar que en cuestiones de telefonia y de ADSL estamos otra vez en el tercer mundo; eso si, a precios del primero. Conozco bastante Italia, y alli un ADSL de 20 megas sale por unos diez euros al mes.
Saludos y feliz año.

Pocho dijo...

Las compañías telefónicas son como los bancos: son necesarias, pero son todos -unas y otros- unos impresentables. No se libra ni Ono. Perdón, ni uno.

¡Qué suerte que conozcas bien Italia!

Un saludo.

Anónimo dijo...

Buenos dias,soy una fan tuya,me gusta lo que escribes y me parece muy interesante,la verdad es que nose ni como he llegado aqui pero tu escritura me atrae.

Besos.

Pocho dijo...

Pues muchas gracias. No sabía ni que tenía admiradoras, pero bienvenidas sean.
Un beso.