lunes, 7 de mayo de 2007

Banderas inconstitucionales

Es posible que mi mente funcione a piñón fijo, pero casi todas las cartas al director de lectores de diferente orientación política a la mía me parecen aburridas, reiterativas y cortadas por el mismo patrón. Sin embargo, de vez en cuando encuentro alguna que me sorprende, y exclamo: “Mira, uno de derechas (o un nacionalista) razonable”. Supongo que lo mismo les ocurrirá a ellos.

Hace poco, Manuel González Ferrer (uno de estos sagaces lectores de derechas) mandaba una carta a El Mundo (04/05/2007) en la que, con una lógica inapelable, argumentaba que la izquierda se queja amargamente de que en las manifestaciones convocadas por el PP hay alguna bandera franquista, tildándola de inconstitucional, pero esas mismas personas de izquierdas nada dicen de la presencia de banderas republicanas en sus manifestaciones, cuando éstas también son inconstitucionales. Nada que alegar: me rindo ante la evidencia.

Pero, no obstante, me gustaría resaltar una sutil diferencia entre el significado de una y otra bandera, ajenas ambas a los dictados de la actual Constitución de 1978. La bandera franquista reivindica una dictadura; la tricolor, otra forma de estado dentro de la democracia. La bandera franquista nunca fue fijada como la bandera oficial española por ninguna constitución, sino por las leyes de un régimen que se impuso por la fuerza; la bandera republicana fue fijada por la Constitución del único régimen en el que los españoles decidieron sobre la forma de estado que querían.

Porque a los españolitos de hoy no se nos ha planteado una consulta aparte para decidir sobre la forma de estado que queremos: tuvimos que elegir entre la perpetuación de la dictadura franquista, por una parte, y un nuevo régimen democrático, monarquía incluida, por otra. Lo lógico habría sido un primer referéndum para aprobar una constitución democrática y un segundo referéndum para reformar o no la anterior y decidir sin trampa la forma de estado que quería la mayoría de los españoles. Pero ese segundo referéndum nunca se ha celebrado.

Aún estamos a tiempo de que se convoque. Ahora (cuando nuestra democracia está consolidada y ya no hay peligro de que vengan los rojos con su tridente y su rabo) sería un buen momento.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

aquí tu paisana de "ellos existen" lo tengo abandonado por el momento... gracias por tu mensaje

Nanny-Ogg dijo...

Es evidente la enorme diferencia existente entre la bandera republicana y la bandera del pollo y el que no lo quiera ver es que es más miope que yo (y ya es decir :D).

A mí, la verdad, república o monarquía me da exactamente igual. Mientras vivamos en un sistema democrático que el jefe del estado sea el rey o un presidente, me es indiferente.

Sinceramente, pienso que hay cosas más importantes por cambiar y mejorar y no me preocupa demasiado.

Besos

(Esta vez no estrené el post, cachiss :)

Pocho dijo...

Gracias a ambas por vuestros comentarios.

Perdona, anónima amiga de "ellos existen", por mi amnesia, pero no recuerdo quién eres.

Besos.